Albuma

Cayos Cochinos-Honduras

Imágenes de un lugar que te cautiva desde que llegas, Cayos Cochinos. Estos cayos (pequeñas islas) están protegidos de los embates del mar por el segundo arrecife de coral más grande del mundo, después de la gran barrera de coral de Australia. Está compuesto por trece diminutas islas, y dos de mayor tamaño donde se grava el programa de telecinco "Supervivientes". Como muestran las imágenes, algunos cayos son tan minúsculos

que apenas cabe una choza, cuando llegas en la barca y pisas la arena te sientes el persdonaje central de la novela de Daniel Defoe, Robinson Crusoe. En poco lugares del mundo he sentido la infinita paz de este lugar, aquí el tiempo transcurre más despacio, incluso al atardecer el sol está perezoso, remolón, como intentando alargar el día antes de desaparecer en el horizonte marino. La fotografías del reportaje son la constatación de un segundo, pero detrás de ese instante están algunas de las experiencias más inolvidables que he vivido.

Albuma

$album->name bazara soilik ezabatu ahal izango duzu argazki-album hau.

Este comentario sólo puede ser eliminado por el usuario que subió el álbum: antonio velez

antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez
antonio velez

Gai honi buruzko albumak guztira: Barcelona 4706

  • Aurreko albuma

    Paisages

  • Hurrengo albuma

    Islas de Cayos Cochinos

  • Avatar
    Joer, Antonio, esto es una pasada de report, es uno de los lugares mas bonitos que he visto, la belleza de estos parajes es inmensa, que envidia sana me das, gracias por enseñarnos estas maravillas. un abrazo viajero.
  • Avatar
    Tu como siempre hader que me ponga verde de envidia. Las fotos son maravillosas. Un abrazo
  • Avatar
    Realmente un lugar paradisíaco ANTONIO, tu ya sabes como ponernos los dientes largos, jajaja, de verdad que no necesitas a nadie para llevarte las maletas??? yo no te cobraría nada solo la manutención, y como poco, con tres bocatas y cuatro cervezas estoy listo, jajaja. Un abrazo y lo dicho, estoy listo para acompañarte.
  • Avatar
    Buenas noches Antonio. Yo también quiero ir al paraíso!!!. Buah…. que mala es la envidia y de veras que la tengo… A mi también me gustaría vivir una experiencia así, sin prisas, sin agobios y disfrutando de todo lo que se muestra antes tus ojos. Qué maravilla de imágenes Antonio, son estupendas. Ya sabes que tienes a otra que acepta llevarte la maleta…. Enhorabuena y gracias por compartirlas. Un abrazo desde Palencia.
  • Avatar
    Estoy de acuerdo contigo Chiki, este archipiélago es de los lugares más bonitos que he visitado, me alegro que te guste. Un abrazo.
  • Avatar
    En esta ocasión Arce, el color que más pegaba a la envidia era el azul marino, jaja. Me alegra mucho que te gusten las imágenes. Abrazos.
  • Avatar
    He trasladado tu currículum al departamento de contratación de porteadores Jesús, pero me parece que no te compensa. Estos próximos meses vas a vivir a bordo de aviones cruzando el Atlántico, en ese tiempo quien sembrará los tomates en el Niu, quien preparara el terreno para sembrar las papas, quien se encargará del abrevadero para las aves de toda la Hoya de Alcoy, quien fotografiará las flores de Niu, como ves, no te compensa, jajaja. Este archipiélago es una delicia, por cierto, desde hace un tiempo las fotos de los viajes las hago con el móvil, la canon ya no me quiere acompañar, jaja. Abrazos para el Niu, desde la capital de Uruguay, Asunción.
  • Avatar
    Como le digo al amigo Jesús, a ti tampoco te compensa dejar tus paseos bajo la frondosidad de los árboles del parque del salón, comerte las mejores papas bravas del mundo en la mejillonera, o mojar churros en una taza de chocolate calentito en la churrería que compartimos. Ves PILAR como no compensa perder esos placeres por unos pesados viajes, para eso ya está el amigo antonio que ya tiene la piel curtida en esos menesteres, jajaja. Dicho lo cual, debo reconocer que en esta ocasión mereció la pena la penurias de un largo viaje para disfrutar de esta maravilla de los cayos cochinos. Abrazos para las tierras de Palencia desde la lejana Asunción, con 32 grados y descargando una sonora tormenta....ves como no compensa...